Nuestro pobre capital cultural. Prof. Sheila Tarde

 “La diferencia entre lo que hacemos y lo que somos capaces de hacer bastaría para solucionar la mayoría de los problemas del mundo” Ghandi

Iba circulando en bicicleta por la calle cuando se dirige hacia mí, contra flecha, una pareja en moto con dos criaturas pequeñas sin ninguna protección, que debieron sortear los autos estacionados en doble fila y por ambas sendas para esquivarme. Mi instinto de madre me hizo hablar y preguntar a la pareja sino temían por la vida de sus hijos al andar contra flecha, la respuesta que recibí estuvo plagada de improperios.  Continué mi marcha,  triste, pensando en esos inocentes que cada día aumentan las estadísticas de accidentados graves o con secuelas para toda la vida. Al llegar a la panadería del barrio, observo que el teléfono de la esquina continua inservible porque,  hace mucho tiempo ya, lo quemaron y nadie ha venido a repararlo. Frente a la panadería hay una parada de ómnibus, al arribar éste no pudo acercarse a la vereda para que los pasajeros desciendan porque han estacionado autos, a pesar de que se ha pedido reiteradamente que no estacionen en las paradas. Llego a mi casa y veo como el basural de la esquina sigue creciendo porque los vecinos continúan tirando la basura fuera del contenedor. Leer más de esta entrada

Anuncios

Todos Somos Inteligentes. Prof. Sheila Tarde

“Del mismo modo que el hierro se oxida por falta de uso, y que el agua estancada se pudre, o que el frío la convierte el hielo, nuestra inteligencia se deteriora a menos que la mantengamos en uso” (Leonardo Da Vinci). 

En el ámbito educativo es frecuente escuchar a los padres decir: “a mi hijo no le da la cabeza para más”, “aunque se esfuerce no tiene capacidad” y otra afirmaciones sobre la escasa “inteligencia” de sus hijos. Estas afirmaciones limitan en su desarrollo a los estudiantes generando una pobre concepción de sí mismos.

El deseo de ayudar a nuestros educandos y sus familias nos ha llevado a indagar sobre el concepto de inteligencia, generando preguntas como: ¿quién es inteligente?, ¿los inteligentes tienen características en común?, ¿son inteligentes en todas las áreas?
Leer más de esta entrada

La mujer en la educación terciaria. Prof. Sheila Tarde

“…Todas las reflexiones de las mujeres…deben tender al estudio de los hombres y a los conocimientos agradables, …porque las obras de ingenio exceden a su capacidad, ya que no poseen la atención ni el criterio suficientes para dominar las ciencias exactas…” Rousseau, J. (1958) Emilio

“…cuanto más central es un ámbito para la sociedad, cuanto más poderoso es un grupo, tanto menos representadas están las mujeres” (Beck, 1998)

Al iniciarse un nuevo año en la educación, tengo la oportunidad de encontrarme con nuevos estudiantes, esta semana pude constatar que la mayoría de la población estudiantil está compuesta por mujeres, como todos los años anteriores. Esto me llena de alegría, más cuando escucho sus historias de vida. Muchas de ellas, ya señoras mayores, me narran que luego de haber criado a sus hijos han decidido que es tiempo de dedicarse a sí mismas, de hacer lo que hasta ahora no habían podido, porque las obligaciones familiares, el cuidado de hijos y esposo, no lo habían permitido. Son conmovedoras sus historias, mucho esfuerzo, mucha lucha para poder llegar a su lugar en la educación terciaria, han tenido que superar obstáculos y prejuicios para poder estudiar. Aún hoy escuchan: “para que vas a estudiar si ya criaste los hijos”, “ya estás grande para ponerte de estudiante”, “¿no te da vergüenza una señora mayor entre chiquilinas?”…
También inician su carrera jóvenes llenas de ilusión, algunas con niños pequeños, muchas de ella sin el padre de esos niños, teniendo que recurrir a todo tipo de estrategias para acceder a las clases. Uno piensa ¿por qué cuándo las parejas se separan los padres también se separan de sus hijos?, esta sociedad en que vivimos sigue naturalizando el abandono paterno y responsabilizando de todo a las madres. Esos hogares, llamados técnicamente hogares con la “jefatura de la mujer” deben enfrentar dificultades mucho mayores que los hogares con jefatura compartida y están creciendo a nivel regional. Según estadísticas del año 2002, los hogares monoparentales en América Latina han pasado de 24% en el año 1994 al 28% en el año 2002, de esos hogares monoparentales el 86% está formado por la mujer y sus hijos. En Uruguay, de acuerdo a los últimos datos de I.N.E., los hogares indigentes y pobres son mayoritariamente hogares con jefatura de la mujer.
A pesar de todo, las mujeres siguen luchando para continuar estudiando, tratando de que sus hijos sufran lo menos posible.
¿Qué pensarán esos padres abandónicos? ¿Tendrán conciencia de cuánto daño hacen a sus hijos? Creo que no se lo plantean y tal vez toman conciencia cuando se acercan a la vejez, cuando ya se han perdido la posibilidad de criar a esos niños que tantas veces esperaron su presencia en vano.
Leer más de esta entrada

La mujer y la pobreza. Prof. Sheila Tarde

 “La igualdad de las mujeres debe ser un componente central en cualquier intento para resolver los problemas sociales, económicos y políticos. “ Kofi Annan

La mujer y la pobreza en Uruguay

Si hacemos la afirmación: “las mujeres uruguayas tienen más probabilidades  de ser pobres, que los hombres”, muchos cuestionarán esta afirmación y se preguntarán cómo puedo aseverar tamaña insensatez. Veremos que fundamento tiene esta afirmación.

¿Qué es la pobreza? Generalmente asociamos este concepto a la falta de determinados bienes  que resultan imprescindibles para la vida. Pero recientemente han aparecido nuevos marcos conceptuales con una visión más amplia que toman en cuenta otras dimensiones. Uno de los autores que desarrolla un enfoque multidimensional es Amartya Sen (premio nobel de economía) plantea que la pobreza se debe comprender desde el enfoque de la privación de las capacidades. La pobreza es “privación social”, entendida como el acceso a bienes públicos (como la educación, la salud y la vivienda), la autoestima, el poder y el respeto. Este autor entiende que la pobreza se relaciona con la imposibilidad de desarrollar ciertas capacidades indispensables para tener una vida plena. Si se me hace imposible acceder a la educación, a la salud a la vivienda, no podré desarrollar mi autoestima ni lograré respetarme a mí misma, ni tampoco lograré que me respeten.
Leer más de esta entrada

La Isla de las Flores – Cortodocumental

ilhadasflores“El señor Suzuki, a diferencia de los tomates, las ballenas y las gallinas, es un ser humano”, caracterizado por tener el telencéfalo altamente desarrollado y el pulgar oponible, que cultiva tomates. En la Isla de las Flores hay pocas flores, pero mucha basura, es uno de los vertederos de Porto Alegre. Si os digo que el corto cuenta lo que le ocurre a uno de los tomates del Sr. Suzuki hasta llegar a la Isla de las Flores probablemente pensaréis, “¡oh, qué historia tan apasionante!” Pues sí, apasionante historia la que nos cuenta Jorge Furtado en este corto documental, en el que en tan solo 12 minutos nos da una lección magistral de como funciona nuestro mundo.

El trabajo desde una perspectiva de género. Prof. Sheila Tarde

“La mujer debe obediencia, es lo propio de su estado, con su consejo basta, es libre de otra responsabilidad y queda en exclusividad para los quehaceres domésticos…” Tristán Narvaja. Siglo XX.

 

La división sexual del trabajo

Nos gusta creer que vivimos en una sociedad igualitaria en la que hombres y mujeres tienen las mismas oportunidades de acceso a los bienes económicos y sociales. Pero las investigaciones realizadas por la Facultad de Ciencias Sociales demuestran que no es así.

La concepción de género que impera en nuestra sociedad establece que el ámbito doméstico generalmente es ocupado por la mujer, y las actividades productivas (trabajo remunerado) en el exterior del hogar son realizadas mayoritariamente por los hombres. Esta división sexual del trabajo ha sido modificada en las últimas décadas, cada vez más las mujeres ocupan lugares de trabajo que tradicionalmente fueron ocupados por hombres.
Leer más de esta entrada

Una mirada sociológica sobre el género. Prof. Sheila Tarde

“Hacer conscientes ciertos mecanismos que hacen dolorosa e incluso intolerable la vida no significa neutralizarlos; sacar a luz contradicciones no significa resolverlas (…) Comprobación que, pese a las apariencias, no tiene nada de desesperante: lo que el mundo social ha hecho, el mundo social, armado de ese saber, puede deshacerlo. Lo seguro, en todo caso, es que nada es menos inocente que el laissez-faire…” P. Bourdieu (1999) “Miseria del mundo”, pág.559.

En nuestra sociedad es frecuente observar como los mismos hechos son medidos con diferente vara, dependiendo de si es un hombre o una mujer quien lo realiza. Así vemos que una conducta sexual activa con varios compañeros en una mujer, es considerada como promiscua y sancionada con comentarios descalificantes, mientras esa misma conducta en un hombre es justificada e incluso elogiada con comentarios como: “es hombre no podía negarse, sino pasa por maricón” ó “son las mujeres las que buscan”, “los hombres no son santos”, etc.
Leer más de esta entrada