La mujer en la educación terciaria. Prof. Sheila Tarde

“…Todas las reflexiones de las mujeres…deben tender al estudio de los hombres y a los conocimientos agradables, …porque las obras de ingenio exceden a su capacidad, ya que no poseen la atención ni el criterio suficientes para dominar las ciencias exactas…” Rousseau, J. (1958) Emilio

“…cuanto más central es un ámbito para la sociedad, cuanto más poderoso es un grupo, tanto menos representadas están las mujeres” (Beck, 1998)

Al iniciarse un nuevo año en la educación, tengo la oportunidad de encontrarme con nuevos estudiantes, esta semana pude constatar que la mayoría de la población estudiantil está compuesta por mujeres, como todos los años anteriores. Esto me llena de alegría, más cuando escucho sus historias de vida. Muchas de ellas, ya señoras mayores, me narran que luego de haber criado a sus hijos han decidido que es tiempo de dedicarse a sí mismas, de hacer lo que hasta ahora no habían podido, porque las obligaciones familiares, el cuidado de hijos y esposo, no lo habían permitido. Son conmovedoras sus historias, mucho esfuerzo, mucha lucha para poder llegar a su lugar en la educación terciaria, han tenido que superar obstáculos y prejuicios para poder estudiar. Aún hoy escuchan: “para que vas a estudiar si ya criaste los hijos”, “ya estás grande para ponerte de estudiante”, “¿no te da vergüenza una señora mayor entre chiquilinas?”…
También inician su carrera jóvenes llenas de ilusión, algunas con niños pequeños, muchas de ella sin el padre de esos niños, teniendo que recurrir a todo tipo de estrategias para acceder a las clases. Uno piensa ¿por qué cuándo las parejas se separan los padres también se separan de sus hijos?, esta sociedad en que vivimos sigue naturalizando el abandono paterno y responsabilizando de todo a las madres. Esos hogares, llamados técnicamente hogares con la “jefatura de la mujer” deben enfrentar dificultades mucho mayores que los hogares con jefatura compartida y están creciendo a nivel regional. Según estadísticas del año 2002, los hogares monoparentales en América Latina han pasado de 24% en el año 1994 al 28% en el año 2002, de esos hogares monoparentales el 86% está formado por la mujer y sus hijos. En Uruguay, de acuerdo a los últimos datos de I.N.E., los hogares indigentes y pobres son mayoritariamente hogares con jefatura de la mujer.
A pesar de todo, las mujeres siguen luchando para continuar estudiando, tratando de que sus hijos sufran lo menos posible.
¿Qué pensarán esos padres abandónicos? ¿Tendrán conciencia de cuánto daño hacen a sus hijos? Creo que no se lo plantean y tal vez toman conciencia cuando se acercan a la vejez, cuando ya se han perdido la posibilidad de criar a esos niños que tantas veces esperaron su presencia en vano.

Volviendo a las estudiantes femeninas en nivel terciario, indagando observo que en Uruguay las mujeres llegan al 70 % de la población estudiantil terciaria total, 63% son universitarias y el 7% restante pertenecen a la población estudiantil no universitaria como lo es Formación docente. Estas cifras hablan de un crecimiento importante en el ingreso de la mujer al ámbito de la educación terciaria, un área que antiguamente estaba ocupada por los hombres.
Este fenómeno de feminización de la matrícula de estudios terciarios, no sólo se da en Uruguay sino también en otros países como por ejemplo en Argentina, allí, un estudio realizado en la Universidad de Buenos Aires demuestra que cada 15 años las egresadas universitarias duplican a los egresados,

En 1936 se graduaba una mujer por cada 8 varones.
En 1951 se graduaba una mujer por cada 4 varones.
En 1966 se graduaba una mujer por cada 2 varones.
En 1981 se graduaba una mujer por cada 1 varón.

En cuanto a las preferencias acerca de que carreras cursar se sigue observando la inclinación de la población estudiantil femenina por las carreras orientadas al servicio y al área social (ejemplo docencia, asistente social, psicología). En América existe una excepción a esta regla, en Cuba el 55.3 % de las graduadas en ciencias exactas y tecnología, de acuerdo a datos de 1988, eran mujeres.

A pesar de estar cada vez más calificadas las mujeres profesionales siguen estando ausentes de los círculos de poder, son muy pocas las que encontramos en política, en puestos gerenciales o decisorios. O sea que la realidad nos demuestra que, aunque estemos cada vez más preparadas el poder sigue estando mayoritariamente en manos de los hombres, la ecuación “más preparación, más poder” no se aplica para las mujeres. Con relación a esto, Pierre Bourdieu, sociólogo fránces plantea que los ámbitos que están siendo ganados por las mujeres se van desvalorizando, por lo que toda conquista femenina en realidad no cambia la situación de discriminación actual. Las carreras de las que están egresando más mujeres, están perdiendo relevancia social y económica, en cambio las carreras asociadas a la tecnología, con mayoría de egresados hombres, siguen creciendo en prestigio y remuneración.
Según palabras de la Dra. Adriana Marrero: “Bourdieu atribuye la permanencia de las antiguas estructuras de la división sexual del trabajo, a la vigencia de tres principios prácticos “( que se basan en creencias impuestas a través de la socialización)” que las mujeres ponen en juego en sus decisiones, a saber: 1) Las funciones adecuadas para las mujeres son una prolongación de las funciones domésticas: enseñanza, cuidado, servicio; 2) Una mujer no puede tener autoridad sobre ciertos hombres, y en igualdad de circunstancias tiene, por tanto, todas las posibilidades de verse postergada por un hombre en posiciones de autoridad; 3) Al hombre le es conferido el monopolio de la manipulación de los objetos técnicos y las máquinas (Bourdieu, 2000: 117)… las mujeres, a lo largo de su vida escolar, suelen ser estimuladas por parte de sus padres, profesores y compañeros a seguir ciertas carreras y descartar otras, reconduciéndose siempre hacia las carreras tradicionalmente femeninas”. Charles Soulié (Cf. Bourdieu, 2000: 114) sostiene, en el mismo sentido, que la igualación de las posibilidades de acceso no debería ocultar las desigualdades en la apropiación de diferentes currículos y carreras: las chicas están mucho menos representadas en las secciones más cotizadas, su representación sigue siendo muy inferior en las secciones científicas, mientras que se incrementa en las secciones literarias, en la medicina, donde las mujeres avanzan en número, la cuota de mujeres disminuye a medida que ascendemos en la jerarquía de las especialidades, alguna de las cuales, como la cirugía, les están prácticamente prohibidas. Este fenómeno es extensible a todas las disciplinas, en cada una de las cuales se asigna, a los hombres lo más noble, lo más sintético, lo más teórico, y a las mujeres lo más analítico, lo más práctico, lo menos prestigioso.” Marrero, A. en “El asalto femenino a la universidad”
Estos estudios sociológicos nos hacen reflexionar acerca de las condiciones de discriminación que deben enfrentar las mujeres cuando intentan estudiar y de cuan arraigada está la desigualdad en nuestra sociedad.

Referencias bibliográficas.

REVISTA ARGENTINA DE SOCIOLOGÍA AÑO 4 Nº 7 — ISSN 1667-9261 (2006), pp. 47-69

http://www.ine.gub.uy/biblioteca/pobreza/Pobreza202012/

http://www.eclac.org/publicaciones/xml/2/29382/Estadisticasequidadgenero.pdf

Publicado originalmente en Semanario Acción Informativa – Tacuarembó, Uruguay

Anuncios

One Response to La mujer en la educación terciaria. Prof. Sheila Tarde

  1. Ana Vargas says:

    hola Sheila como siempre abriendo caminos… creo que lo más angustiante es que la propia mujer abala que las cosas sigan sucediendo de la misma manera, desde lo más íntimo de nuestros hogares, al relacionarnos y cómo criamos a nuestros hijos. creo también que personas como tú que se mantienen siempre en movimiento y no se cansan de juntar granitos de arena son quienes poco a poco van logrando que la sociedad toda, no sólo las mujeres, vaya cambiando la mirada. gracias y un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: