Posmodernidad

Anuncios

Louis Althusser

La educación como fenómeno social. Material para concursantes

Sociología por UBA

Foucault

Walter Benjamin

El poder construye nuestra realidad. Prof. Sheila Tarde

El poder construye nuestra realidad

“El conocimiento que no se cuestiona se convierte en un obstáculo epistemológico” Camilloni

 

Solemos creer que somos libres y que nuestras decisiones son tomadas en función de los valores y creencias que elegimos. Estos valores y creencias, en realidad, se enmarcan en nuestro contexto social, el cual está determinado por el tiempo y lugar en que vivimos. Siempre me ha intrigado observar la diversidad humana, como a pesar de vivir en un mismo tiempo cada cultura construye una visión del mundo propia, una especie de estructura, de andamiaje, en el que se van construyendo creencias que determinan la “verdad” a la mayoría de ese grupo social. Es interesante analizar con una perspectiva histórica esta construcción para observar la fuerza con que nos condiciona el colectivo.

Retrotrayéndonos en el tiempo observamos como en la Edad Media el poder estaba en la Iglesia Católica, era ésta institución quien determinaba que era “bueno” y que “malo” por tanto tenían el poder sobre la vida y la muerte, incluso afirmaban tenerlo sobre la vida más allá de la muerte. En esa época más del 90% de la población vivía en la más absoluta miseria, el hambre era su compañía habitual, una hogaza de pan era atesorada como un bien precioso, de allí nace la súplica que forma parte de los rezos “danos el pan de cada día”. Sumado a esta miseria existía también un vacío en la educación, la cual era sólo para los hombres nobles que podían acceder a la carrera religiosa, sólo algunos monjes sabían leer y escribir, aunque sus lecturas estaban limitadas a algunos libros que eran los permitidos, una gran parte estaban prohibidos por el poder católico. En definitiva esta población era fácilmente manipulable y la capacidad de cuestionar era casi nula. Algunas de las “verdades” del momento medieval nos llaman especialmente la atención.

-En cuanto al conocimiento, se consideraba que la tierra era el centro del universo, la visible aparición del sol diariamente apoyaba esta creencia. Muchos incipientes científicos murieron cruelmente por pensar lo contrario, la iglesia torturaba y asesinaba a quien osara pensar diferente.

-Otra creencia que llevó a padecer horribles torturas, sobre todo a mujeres por su “natural inclinación a lo satánico”, fue la de existencias de las “brujas”, cualquiera podía ser acusada de serlo o de cometer herejías (actos contra la fe católica). Para lograr una rápida identificación y exterminio se creó el “Tribunal de la Inquisición” en 1184 en la zona del sur de Francia, fue la primera “policía del pensamiento” que luego se extendió a otros lugares de Europa y el mundo. Llama la atención los crueles tormentos con que se creía se iba lograr echar al diablo del cuerpo, desmembramiento, sacar los ojos de las órbitas, echar aceite hirviendo en partes sensibles, etc. todo este sufrimiento y agonía por acciones tan terribles como tener un gato negro o usar algunos yuyos para un té.  Incluso el reformador Lutero en el siglo XVI creía que había que exterminarlas:

“Es una ley muy justa que las brujas sean muertas, porque producen muchos daños, lo que ha sido ignorado hasta el presente, pueden robar leche, mantequilla y todo de una casa… Pueden encantar a niños… También pueden generar misteriosas enfermedades en la rodilla, que el cuerpo se consuma… Daños los producen al cuerpo y alma, dan pociones y encantamientos, para generar odio, amor, tormentas y destrozos en las casas, en el campo, que nadie puede curar… Las magas deben ser ajusticiadas, porque son ladronas, rompedoras de matrimonios, bandidos, asesinas… Dañan de muchas formas. Así que deben ser ajusticiadas, no sólo por los daños, sino también porque tratan con Satanás”

-En relación a la salud se determinó que el baño era nocivo para la salud, porque debilitaba el cuerpo y lo hacía más proclive a las enfermedades,

“…la Iglesia condenaba el baño por considerarlo un lujo innecesario y pecaminoso. La falta de higiene no era una costumbre exclusiva de los pobres, el rechazo por el agua llegaba a las esferas más altas de la sociedad. Las damas más entusiastas del aseo tomaban baño, cuando mucho, dos veces por año, y el propio monarca sólo lo hacía por prescripción médica y con las debidas precauciones.

Los baños, cuando tenían lugar, eran tomados en una tina enorme llena de agua caliente. El padre de la familia era el primero en tomarlo, luego lo otros hombres de la casa por orden de edad y después las mujeres, también por orden de edad. Al final llegaba en turno de los niños y bebés que incluso podían perderse dentro del agua sucia. “

Estas y muchas otras creencias constituían la “verdad” de ese momento, afirmaciones incuestionables que eran transmitidas a las generaciones futuras. Desde nuestro tiempo nos parecen insensateces, pero deberíamos preguntarnos ¿Cuáles son las verdades de nuestro tiempo? ¿Quiénes y porqué las instauran? Sin dudas en una sociedad capitalista como la nuestra, las “verdades” las construye el poder económico, con el objetivo de continuar reproduciendo ganancias hasta límites impensados. Dadas las características de nuestro tiempo la difusión de esas verdades se logra a través de los medios de comunicación, son ellos los encargados de construir nuestra “realidad”, generalmente estamos demasiado ocupados como para cuestionarla con lo cual se facilita la tarea de imposición de una determinada visión del mundo.

En interesante observar quienes son los dueños de los medios de comunicación a nivel mundial y nacional, porque ellos tienen el poder para determinar cuáles son las prioridades de nuestro tiempo, los valores que sustentan la mayoría de las personas de este mundo están en sus manos.

“Seis compañías judías poseen el 96% de los medios de comunicación del mundo… no es nada negativo ni despectivo el hecho de estar controlado o bajo el control de un judío. No hay nada malo en que empresarios judíos controlen nada. Lo que sí que es destacable es la enorme presencia que los judíos tienen en las grandes empresas. No se puede negar que cuando se es jefe de una empresa de telecomunicaciones, uno va a tener, lo quiera o no, mucho poder. Poder para manipular las noticias, poder para guiar el pensamiento de millones de ciudadanos, poder para influir en la política… etc. En definitiva, es curioso que en el mundo de las comunicaciones, el sector más influyente que existe, la mayoría de medios estén controlados por empresarios judíos, lo cual puede ayudar mucho a Israel en el conflicto que tiene en Oriente Medio… “La mayor corporación de medios a nivel mundial es el conglomerado The Walt Disney Company de la familia banquera judía Rothschild, y cuyo presidente y CEO, Robert Iger, es un judío. Esta corporación comúnmente llamada Disney, es una multinacional diversificada norteamericana que constituye el mayor imperio de medios de comunicación masivos del mundo. Este “monstruo del control” de masas, incluye varias compañías que parecen independientes e incluso fingen competir entre sí. Como por ejemplo, Walt Disney Picture Group, incluye Touchstone Pictures, Hollywood Pictures, Caravan Pictures y Miramax Films.

“La mejor manera de controlar a la oposición es siendo la oposición”…

La segunda corporación mundial más grande de medios de comunicación masivos y entretenimiento, anteriormente llamada AOL Time Warner, es Time Warner, propiedad de la familia banquera judía Rothschild…Time Warner también juega a financiar su propia oposición, siendo propietaria de la CNN, una cadena que muchos consideran “alternativa” y confiable por la presunta amistad entre Ted Turner y Fidel Castro. Y por financiar los documentales y películas de Michael Moore (a quien Alex Jones de Disney critica por su relación con Time Warner ¿Irónico no?)…

En América latina, en nuestros países hermanos, observamos que también los medios de comunicación se concentran en pocas manos:

El mercado de Brasil está dominado por unos pocos magnates y ricas familias.La industria televisiva está fundamentalmente repartida entre la familia Marinho (dueña de Rede Globo, que posee el 38,7% de cuota de mercado), Edir Macedo (Rede Record, 16,2%) y Silvio Santos (SBT, 13,4%).Los negocios de la familia Marinho también incluyen radio, diarios y revistas, sectores en los que compite con Roberto Civita, quien controla el Grupo Abril. Los Marinho y Civita acaparan el 60% del mercado de las revistas en Brasil…

En Argentina, la principal empresa de medios es el Grupo Clarín, cuyos intereses van desde la prensa escrita, hasta la TV por aire, pasando por el cable, la radio y la provisión de servicios de internet…

¿Y en Uruguay? Las mismas familias desde hace muchos años son los dueños de los principales medios de comunicación…

En definitiva, los medios de comunicación, mayoritariamente, están en manos del poder económico, de quienes dominan el mundo, pensemos ¿Qué realidad les interesará construir?… esta es una invitación a reflexionar acerca de las “verdades” que se difunden, una invitación a cuestionar, a buscar más allá de las apariencias…´porque sólo quien tiene la capacidad de cuestionar tiene la posibilidad de luchar por su libertad.

Referencias

http://eltrabajonoshacelibres.blogspot.com.uy/2012/08/la-pobreza-del-campesinado-en-la-edad.html

-http://www.diarioelnorte.com.ar/nota20567_supersticiones-en-la-edad-media-extranas-creencias-para-nuestra-epoca.html

-http://marcianosmx.com/extrema-falta-de-higiene-edad-media/

-https://psiquiatrianet.wordpress.com/2009/11/03/los-enfermos-mentales-en-la-edad-media/

https://www.google.com.uy/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwjHsZ7ZqoDLAhWFXh4KHfkpAaIQFggaMAA&url=http%3A%2F%2Fwww.cuadernosdecompa.com.uy%2Fcuadernos-de-companero%2F9-el-cuarto-poder%2F256-los-capitales-detras-de-los-medios-de-comunicacion.html&usg=AFQjCNGc3oUWXIlg79htB6Lc-Jm5KodqHQ&sig2=Ywz5Tx75LrNsbie5tvWI-Q