Jacques Derrida – Algunas obras

Jacques DerridaJacques Derrida (El-Biar, Argelia francesa 15 de julio de 1930 – París, 8 de octubre de 2004), ciudadano francés nacido en Argelia, es considerado uno de los más influyentes pensadores y filósofos contemporáneos. Su trabajo ha sido conocido popularmente como pensamiento de la deconstrucción, aunque dicho término no ocupaba en su obra un lugar excepcional. Lo revolucionario de su trabajo ha hecho que sea considerado como el nuevo Immanuel Kant por el pensador Emmanuel Lévinas y el nuevo Friedrich Nietzsche, según Richard Rorty. Es, acaso, el pensador de finales del siglo XX que más polémicas ha levantado, por su iconoclasia y por su empeño crítico. En cierta medida, logró realizar el sueño nietzscheano del filósofo-artista.

Leer más de esta entrada

Película “Por otra parte, Jacques Derrida”

Jacques DerridaEn 1999, Safaa Fathy estrenó D’ailleurs Derrida (Por otra parte, Derrida) una película que se sitúa a medio camino entre el retrato biográfico y la escenificación fílmica de algunas de las claves del pensamiento de Jacques Derrida. D’ailleurs Derrida está acompañada de un libro, Touner les mots. Au bord d’un film, co-escrito por Safaa Fathy y el propio Derrida. Rodada en distintos espacios de cuatro países (Argelia, España, EE.UU y Francia) que están vinculados -directa o indirectamente- a la vida del autor de Márgenes de la filosofía, la película de Safaa Fathy pretende explorar la relación que existe entre la biografía de Derrida y su trabajo.

 

 

 

Jacques Derrida – Biografía de un melancólico.

Jacques DerridaDerrida: biografía de un melancólico.

En un trabajo exhaustivo y frondoso, el filósofo francés aparece retratado en cuerpo y alma. El desarrollo de su pensamiento, las lecturas, la influencia en el campo intelectual global, los sentimientos, afloran en una compleja historia de vida escrita por Benoît Peeters.

Lo trágico de la existencia es que la significación de lo que vivimos no se determina más que a último momento, en la muerte”. La frase es de Jacques Derrida, uno de los filósofos más importantes del siglo XX. Un pensador que en su afán de comprender la existencia no la excluyó de sus reflexiones. Por eso escribía: para buscar su identidad.

Tras la muerte del filósofo en el año 2004, fue el francés Benoît Peeters quien en Derrida (FCE) intentó vislumbrar ese sentido que al padre de la deconstrucción se le escapó de manera esencial. Para eso, ahondó en sus ochenta obras publicadas, sus infinitos archivos que guardaba casi compulsivamente y las voces de más de un centenar de testigos que lo conocieron de cerca.

Nacido en 1930 en El Biar, un suburbio de Argel, Derrida se recordará en esas épocas como “un pequeño judío negro y muy árabe”, expresando esa particular manera de estar desgarrado entre la judeidad, la argelianidad y la francidad: esas tres pertenencias que convivirán en él hasta sus últimos días. De ahí que sea el concepto de identidad lo que intentará deconstruir a lo largo de su vida en contra de la tiranía de la unidad.

Los actos de exclusión serán centrales en la percepción de sí mismo de este pensador. A los 12 años será expulsado de la escuela durante el gobierno de Vichy por una reducción del porcentaje de judíos en los cursos. Luego de estudiar en París en el Lycée Louis-le-Grand y la Ecole Normale Supérieure, Derrida pondrá fin a “una adolescencia de 32 años” con la publicación de la introducción a El origen de la geometría , de Edmund Husserl.

Jackie será ahora Jacques Derrida. Volcado hacia la escritura, aunque todavía frágil y atormentado, se convertirá en un filósofo francés respetable, en diálogo constante con pensadores como Emmanuel Lévinas, Maurice Blanchot, Michel Foucault, Pierre Bourdieu y Louis Althusser. La deconstrucción será el concepto de moda y Derrida, una estrella erudita. Sin embargo, en Francia seguirá siendo, en sus palabras, “un mal querido”. Y después vendrá el último Derrida. A fines de 1983 muere su gran amigo Paul de Man y rompe su relación con Sylviane Agacinski después de doce años y con la llegada de su hijo extramatrimonial. Entonces, también funda el Collège International de Philosophie y viaja por todo el mundo para formar discípulos y reencuadrar sus teorías. Surge así, sobre el ocaso de sus días, un Derrida cada vez más crítico del marxismo y el estructuralismo, un feminista, anticolonialista, admirador de Charles De Gaulle y Nelson Mandela, que se reconcilia con las partes más subjetivas de su personalidad, hasta su muerte de cáncer de páncreas.

Derrida fue uno de los pocos pensadores contemporáneos que solía recurrir a materiales biográficos en sus obras. En la Antigüedad esto iba de la mano. ¿Cuándo se empieza a separar la vida de la obra de los filósofos? Leer más de esta entrada