Michel Foucault – Grandes pensadores del Siglo XX

 

Michel FoucaultEn esta oportunidad vamos a escuchar a Michel Foucault. Un Foucault joven recién entrando en la vertiginosa, turbulenta y extraordinaria década de los 60s del siglo pasado. Observaremos la originalidad y la importancia desiciva de su obra y de su pensamiento, para poder pensarnos de una manera crítica, de un modo profundo, y observando también las -sutiles y a veces no tanto- estructuras del poder. Para intentar concebir una mirada que descubre y redescubre como se manifiesta la cosntrucción de las prácticas sociales, legitimadas por instituciones en las que nosotros mismos hemos sido educados.Veremos a un hombre que indagó profundamente en la contrucción de la cultura y la civilización de occidente, aquella que naciendo del capitalismo, fue creando las condiciones de una organización de la vida y del sujeto.
Foucault inició una busqueda que nos permitirá preguntarnos sobre el estatuto de la ciencia y la verdad. Podremos escuchar y ver a un hombre que, no simplemente va a ser parte del gran debate del estructuralismo y el postestructuralismo frances de los años 60s, si no que va a marcar “a fuego” la historia, la filosofía,la ciencia del lenguaje, la economía política. Tratando de hacer una genealogía, una indagación de como ha funcionado la máquina del saber, tratando de señalar que no hay saberes neutrales, objetivos, puros o virginales, sino que todo saber se entrama en una lógica del poder, En un modo de construir sentido, de organizar y sistematizar, cuadricular y ordenar la vida de los seres humanos. Alli donde puede vislumbrarse el vínculo entre verdad, saber y poder.

¿Más material sobre Michel Foucault? Clic aquí

Anuncios

Pierre Bourdieu. Programa Grandes pensadores del siglo XX

Pierre Bourdieu

Pierre Bourdieu

Pierre Bourdieu fue quizás uno de los sociólogos mas importantes de la tradición francesa, pero no simplemente vamos a escuchar aquel hombre que indagó sobre la problemática de la educación, del capital cultural, de los juicios de gusto, del campo cultural, los modos de reproducción de la dominación, si no que también vamos a tener la oportunidad de encontrarnos con un hombre que atravesó gran parte de los debates políticos, filosóficos, sociales y estéticos de los años 60s, 70s y 80s. Discutiendo profundamente la obra de Lévi-Strauss, que fue parte del debate del estructuralismo, pero que no simplemente construyó una carrera académica, ni tampoco fue el mandarín típico de la academia francesa, sino que fundamentalmente siempre se vió a si mismo como un provocador, como alguien que intervenía en las cuestiones políticas, sociales y culturales de la francia de su tiempo.
Bourdieu reflexionó hondamente en lo que el denominó la domincaión simbólica, ese mecanismo a través del cual, el dominado es parte también del dispositivo de la dominación. Atravesando la escena pública, fue un intelectual en la tradición de Sartre, en esa gran tradición francesa ignaugurada por Voltaire, el hombre que toma la palabra para discutir las injusticias de su tiempo.
Bourdieu también indagó profundamente la perdida del papel del estado, le preocupó el vaciamiento del espacio público y el avanze de un tipo de ciudadanía ligada al consumo, al hedonismo y al individualismo. También profundizó lo que el denominaba “hábitus”, la construcción de sentido común, como el mundo educativo produce capital cultural y determina muchas veces las condiciones de posibilidad sociales del individuo.
Significó un buscador que desde la sociología también complementó en su indagación a la filosofia, la linguística, la etnología y la antropología. Utilizando una sociología crítica asi como también una práctica cuantitativa de la observación empírica. Siempre teniendo como horizonte la necesidad de pensar críticamente las estructuras de la sociedad y las formas de construcción de sentido y de individualidad en el interior de la misma.
Para Bourdieu se trataba de desestructurar un pensamiento armado, una lectura meramente costumbrista de la realidad, tratando de oradar y quebrar un sentido comun invisiblemente esclavisante, penetrando en las mismas fuentes de su propia producción. Siempre buscó abordar de que manera se crean las condiciones de producción de ideologías, de verdades, de concepciones y formas de dominación. Fuerzas en el que todo ser humano está inserto inevitablemente.