Nuestro pobre capital cultural. Prof. Sheila Tarde

 “La diferencia entre lo que hacemos y lo que somos capaces de hacer bastaría para solucionar la mayoría de los problemas del mundo” Ghandi

Iba circulando en bicicleta por la calle cuando se dirige hacia mí, contra flecha, una pareja en moto con dos criaturas pequeñas sin ninguna protección, que debieron sortear los autos estacionados en doble fila y por ambas sendas para esquivarme. Mi instinto de madre me hizo hablar y preguntar a la pareja sino temían por la vida de sus hijos al andar contra flecha, la respuesta que recibí estuvo plagada de improperios.  Continué mi marcha,  triste, pensando en esos inocentes que cada día aumentan las estadísticas de accidentados graves o con secuelas para toda la vida. Al llegar a la panadería del barrio, observo que el teléfono de la esquina continua inservible porque,  hace mucho tiempo ya, lo quemaron y nadie ha venido a repararlo. Frente a la panadería hay una parada de ómnibus, al arribar éste no pudo acercarse a la vereda para que los pasajeros desciendan porque han estacionado autos, a pesar de que se ha pedido reiteradamente que no estacionen en las paradas. Llego a mi casa y veo como el basural de la esquina sigue creciendo porque los vecinos continúan tirando la basura fuera del contenedor. Leer más de esta entrada

Todos Somos Inteligentes. Prof. Sheila Tarde

“Del mismo modo que el hierro se oxida por falta de uso, y que el agua estancada se pudre, o que el frío la convierte el hielo, nuestra inteligencia se deteriora a menos que la mantengamos en uso” (Leonardo Da Vinci). 

En el ámbito educativo es frecuente escuchar a los padres decir: “a mi hijo no le da la cabeza para más”, “aunque se esfuerce no tiene capacidad” y otra afirmaciones sobre la escasa “inteligencia” de sus hijos. Estas afirmaciones limitan en su desarrollo a los estudiantes generando una pobre concepción de sí mismos.

El deseo de ayudar a nuestros educandos y sus familias nos ha llevado a indagar sobre el concepto de inteligencia, generando preguntas como: ¿quién es inteligente?, ¿los inteligentes tienen características en común?, ¿son inteligentes en todas las áreas?
Leer más de esta entrada

La mujer en la educación terciaria. Prof. Sheila Tarde

“…Todas las reflexiones de las mujeres…deben tender al estudio de los hombres y a los conocimientos agradables, …porque las obras de ingenio exceden a su capacidad, ya que no poseen la atención ni el criterio suficientes para dominar las ciencias exactas…” Rousseau, J. (1958) Emilio

“…cuanto más central es un ámbito para la sociedad, cuanto más poderoso es un grupo, tanto menos representadas están las mujeres” (Beck, 1998)

Al iniciarse un nuevo año en la educación, tengo la oportunidad de encontrarme con nuevos estudiantes, esta semana pude constatar que la mayoría de la población estudiantil está compuesta por mujeres, como todos los años anteriores. Esto me llena de alegría, más cuando escucho sus historias de vida. Muchas de ellas, ya señoras mayores, me narran que luego de haber criado a sus hijos han decidido que es tiempo de dedicarse a sí mismas, de hacer lo que hasta ahora no habían podido, porque las obligaciones familiares, el cuidado de hijos y esposo, no lo habían permitido. Son conmovedoras sus historias, mucho esfuerzo, mucha lucha para poder llegar a su lugar en la educación terciaria, han tenido que superar obstáculos y prejuicios para poder estudiar. Aún hoy escuchan: “para que vas a estudiar si ya criaste los hijos”, “ya estás grande para ponerte de estudiante”, “¿no te da vergüenza una señora mayor entre chiquilinas?”…
También inician su carrera jóvenes llenas de ilusión, algunas con niños pequeños, muchas de ella sin el padre de esos niños, teniendo que recurrir a todo tipo de estrategias para acceder a las clases. Uno piensa ¿por qué cuándo las parejas se separan los padres también se separan de sus hijos?, esta sociedad en que vivimos sigue naturalizando el abandono paterno y responsabilizando de todo a las madres. Esos hogares, llamados técnicamente hogares con la “jefatura de la mujer” deben enfrentar dificultades mucho mayores que los hogares con jefatura compartida y están creciendo a nivel regional. Según estadísticas del año 2002, los hogares monoparentales en América Latina han pasado de 24% en el año 1994 al 28% en el año 2002, de esos hogares monoparentales el 86% está formado por la mujer y sus hijos. En Uruguay, de acuerdo a los últimos datos de I.N.E., los hogares indigentes y pobres son mayoritariamente hogares con jefatura de la mujer.
A pesar de todo, las mujeres siguen luchando para continuar estudiando, tratando de que sus hijos sufran lo menos posible.
¿Qué pensarán esos padres abandónicos? ¿Tendrán conciencia de cuánto daño hacen a sus hijos? Creo que no se lo plantean y tal vez toman conciencia cuando se acercan a la vejez, cuando ya se han perdido la posibilidad de criar a esos niños que tantas veces esperaron su presencia en vano.
Leer más de esta entrada

La mujer y la pobreza. Prof. Sheila Tarde

 “La igualdad de las mujeres debe ser un componente central en cualquier intento para resolver los problemas sociales, económicos y políticos. “ Kofi Annan

La mujer y la pobreza en Uruguay

Si hacemos la afirmación: “las mujeres uruguayas tienen más probabilidades  de ser pobres, que los hombres”, muchos cuestionarán esta afirmación y se preguntarán cómo puedo aseverar tamaña insensatez. Veremos que fundamento tiene esta afirmación.

¿Qué es la pobreza? Generalmente asociamos este concepto a la falta de determinados bienes  que resultan imprescindibles para la vida. Pero recientemente han aparecido nuevos marcos conceptuales con una visión más amplia que toman en cuenta otras dimensiones. Uno de los autores que desarrolla un enfoque multidimensional es Amartya Sen (premio nobel de economía) plantea que la pobreza se debe comprender desde el enfoque de la privación de las capacidades. La pobreza es “privación social”, entendida como el acceso a bienes públicos (como la educación, la salud y la vivienda), la autoestima, el poder y el respeto. Este autor entiende que la pobreza se relaciona con la imposibilidad de desarrollar ciertas capacidades indispensables para tener una vida plena. Si se me hace imposible acceder a la educación, a la salud a la vivienda, no podré desarrollar mi autoestima ni lograré respetarme a mí misma, ni tampoco lograré que me respeten.
Leer más de esta entrada

Una mirada sociológica sobre el género. Prof. Sheila Tarde

“Hacer conscientes ciertos mecanismos que hacen dolorosa e incluso intolerable la vida no significa neutralizarlos; sacar a luz contradicciones no significa resolverlas (…) Comprobación que, pese a las apariencias, no tiene nada de desesperante: lo que el mundo social ha hecho, el mundo social, armado de ese saber, puede deshacerlo. Lo seguro, en todo caso, es que nada es menos inocente que el laissez-faire…” P. Bourdieu (1999) “Miseria del mundo”, pág.559.

En nuestra sociedad es frecuente observar como los mismos hechos son medidos con diferente vara, dependiendo de si es un hombre o una mujer quien lo realiza. Así vemos que una conducta sexual activa con varios compañeros en una mujer, es considerada como promiscua y sancionada con comentarios descalificantes, mientras esa misma conducta en un hombre es justificada e incluso elogiada con comentarios como: “es hombre no podía negarse, sino pasa por maricón” ó “son las mujeres las que buscan”, “los hombres no son santos”, etc.
Leer más de esta entrada

La Escuela y el Capital : 200 años de conmociones y contradicciones

Trabajo publicado en www.jaimelago.org

¿Por qué se decidió, a principios del siglo XIX, que había que enviar a las niñas y niños, hijas e hijos del pueblo a la escuela ? ¿Cómo han evolucionado, desde entonces, las complejas relaciones entre el sistema económico y el sistema educativo de los países capitalistas ? ¿A qué funciones ha sido inducida la escuela en estos países ? ¿Cómo se pasó de un instrumento esencialmente ideológico a la actual máquina formadora de mano de obra ? He ahí algunas preguntas a las cuales respondemos en este voluminoso dossier.

Por Nico Hirtt. 

Leer más de esta entrada

Poder, educación y conciencia. Basil Bernstein

Basil BernsteinBasil Bernstein (Londres, 1 de noviembre de 1924 – 24 de septiembre de 2000) sociólogo y lingüista británico, conocido por sus aportes a la Sociología de la educación.

La obra de Basil Bernstein constituye, junto a la de Bourdieu, el corpus central de la llamada “nueva” sociología de la educación. Preocupado, al igual que sus colegas franceses, por el fracaso de las estudiantes provenientes de las clases trabajadoras, realiza una serie de investigaciones empíricas y desarrolla un instrumental heurístico para comprender la relación entre las funciones en el sistema educativo y la estructura de clases sociales.(1996) “El dispositivo pedagógico”, en Pedagogía, control simbólico e identidad. Madrid: Morata. P. 55. Su objeto de estudio es el aula. A partir de su observación sistemática, busca una teoría capaz de comprender la relación de lo micro (el aula) y lo macro (la sociedad).

Entrevista a Erich Fromm: “El amor hoy es un fenómeno relativamente raro”

Esta entrevista que el finado Mike Wallace le realizó a Erich Fromm el 25 de mayo de 1958, es sin duda, una de las joyas de este sitio. A lo largo de la misma, Erich Fromm, filósofo, reflexiona sobre la sociedad americana y las posibles implicaciones hacia el futuro; ya habla de los peligros de los nuevos patrones de producción, de la falta de creatividad en el trabajo; los seres humanos abocados a ser consumidores en lugar de productores de cosas y creadores de ideas y bienes. La distorsión del concepto democracia. Es curioso, más de 50 años después, son palabras reinvindicadas por Jane Goodall, Vandana Shiva….. entre otros, dice Vandana Shiva: “En eso reside la raíz de la pobreza. Es preciso que reivindiquemos nuestra capacidad de crear y producir”.

image

MIKE WALLACE: Estamos con el Dr. Erich Fromm, uno de los psicoanalistas más influyentes en el mundo. Un hombre cuyos trabajos han sido acogidos como importantes pasos hacia adelante desde las teorías de Sigmund Freud. Hace poco, el Dr. Fromm dijo: “Nunca ha habido una sociedad mejor que la de los EEUU de 1958″, pero, añade, “Si EEUU continúa en la dirección que ahora está tomando, entonces está en serio peligro de destruirse a sí misma”. ¿Qué quiere decir usted con esto?

ERICH FROMM: Bueno, lo dije, por supuesto, en términos relativos. La historia del hombre hasta ahora no es como para alardear atendiendo al punto de vista de nuestras ideas. Y lo que quiero decir, es que en comparación con la mayoría de las demás sociedades, nuestra sociedad de hoy día ha conseguido cosas dignas de ser destacadas: riqueza material, más grande que cualquier otra nación, una relativa liberación de la opresión, una relativa movilidad, una difusión del arte, música ó del pensamiento, el cual es también bastante único. Así, que diría, que comparado con el siglo XIX, comparada con los momentos históricos previos, esto es una sociedad tan buena ó mejor que cualquiera que se haya podido hacer. Pero eso no significa que sea necesariamente algo bueno.

WALLACE: Bien, eso es. Al mismo tiempo usted hace esa contradictoria declaración, ya que también dijo, a principio de esta semana: “Si EEUU continúa en la dirección que está tomando, entonces está en un serio peligro de destruirse a sí misma”. ¿Cómo es eso? ¿De qué forma?

FROMM: Bueno, Mr. Wallace. Yo diría, yo lo pondría generalizando, debido a que nuestro empeño en dominar la naturaleza y en producir más bienes, hace que hayamos transformado los medios en fines. Hemos querido producir más en el siglo XIX y XX para dar al hombre la posibilidad de una vida humana más digna; pero en realidad, lo que ha pasado es que la producción y el consumo se ha convertido en fines, ha dejado de ser medios para convertirse en fines, así que estamos produciendo y consumiendo como locos.

WALLACE: Bien, me gustaría captar su punto de vista, con esto de fondo. Me gustaría captar su punto de vista como psicoanalista con ejemplos concretos, ó lo que nos está sucediendo como individuos. Por ejemplo, ¿Qué diría usted que le está sucediendo al hombre, al estadounidense, en referencia al trabajo? Leer más de esta entrada

El momento de los sin poder – Entrevista a Saskia Sassen

Saskia SassenLa socióloga y profesora Saskia Sassen es la teórica más importante de la globalización.

El impacto de esta en la vida cotidiana, las transformaciones urbanas, el empobrecimiento de la clase media y el acceso a la información son algunos de sus temas de investigación.

Fuente

 

 

¿De dónde proviene su interés por las humanidades?

Es una pregunta que no me habían hecho en las cientos de entrevistas que he concedido. Cuando era pequeña estaba obsesionada con la astronomía. La primera palabra que pronuncié –¡y nunca había emitido una palabra hasta los dos años!– fue maan, luna en holandés. Mis padres pensaron que iba a ser ”mamá”, pero nada. ¡Luna! A eso le siguió querer ser Florence Nightingale. Finalmente, a los trece años decidí que lo que realmente importaba era lo social. Crecer en Buenos Aires con ciertos privilegios y con servicio doméstico en mi casa que provenía de las villas miseria, me llevó a una especie de interés apasionado en la justicia social. Y el resto es historia, como dicen.

¿En qué nos ha cambiado la globalización en los últimos años?

Hemos pasado de una lógica de incorporación de la ciudadanía a una lógica de expulsión. Hasta la década del setenta, el sistema incorporaba a las personas como consumidores. No se trataba de ser amable sino de mantener una economía de producción y consumo masivo. Desde los años ochenta la lógica es la expulsión, que entiendo como una diversidad de condiciones: el número creciente de pobres y desplazados en los países desfavorecidos y su almacenamiento en campamentos de refugiados; de perseguidos en países ricos que están encerrados en cárceles; de trabajadores cuyos cuerpos se destruyen en labores que los inutilizan a edades tempranas; de poblaciones saturadas de barrios pobres. También incluyo el hecho de que los hijos de las clases medias de hoy tienen un menor nivel de educación, ingresos más bajos y muchas menos posibilidades que sus padres de tener una casa. Esta expulsión masiva pone de manifiesto una transformación sistémica más profunda, parcialmente documentada, pero no narrada como una dinámica general que nos está llevando a una nueva fase del capitalismo global.

Aun así, usted habla del empoderamiento de los sin poder. ¿A qué se refiere? ¿Es posible que logren un cambio social significativo?

Es fundamental que los sin poder adquieran complejidad en su falta de poder. Yo digo que es allí donde está la posibilidad de hacer historia. La ciudad tiene la capacidad de generar redes entre los sin poder porque cuando hay una transformación urbana, el individuo pobre se vuelve multitud y se hace presente. Y la policía no puede saber quién integra la multitud. Puede haber obreros y profesionales, políticos, periodistas, inmigrantes y ciudadanos. En ese contexto, los inmigrantes irregulares y pobres no son ”pobrecitos” sino actores que participan en un proceso de transformación. No se trata del viejo modelo de protestar frente al poder y caer en la dialéctica de dueño y esclavo. Los indignados no buscaban únicamente que el poder los viera. Ellos hicieron una red.

¿Qué tanto ayudan las nuevas tecnologías a la creación de esas redes?

Las nuevas tecnologías son buenas y malas. Depende de cómo las utilizamos, para qué y si se controlan. La Plaza Tahrir en El Cairo nos mostró cómo estos medios de comunicación social logran activar redes existentes y generar otras nuevas. Sin embargo, no acepto la idea de que Facebook creó la revolución egipcia. Eso es absurdo. Otro punto es que durante décadas la planificación urbana ha desarrollado la noción de que los pobres están aislados. Eso no ha cambiado, pero sí el hecho de que estos sectores tengan la posibilidad de ser activistas en luchas globales. Los activismos por los derechos siempre existieron, pero hoy hay una subjetividad distinta en quienes protestan. Aunque una persona no esté en internet sabe que hay otros como él en el mundo. Hay ejemplos, como una red virtual de mujeres musulmanas o las poblaciones mayas que venden sus productos en el mercado global. Yo tengo una mirada muy crítica sobre la tecnología pero veo el potencial que ofrece.

¿Cómo ve el futuro de los recientes movimientos sociales?

No hacen parte de las manifestaciones tradicionales sino que responden a otro proceso. He empezado a conceptualizar el movimiento de ocupaciones con el objetivo de encontrar su particularidad en un momento histórico. Esta es una manera de eludir interpretaciones genéricas como: ”Sin partido político o sin programa político no se llega a nada”. Yo creo que esa manera de entender y evaluar el movimiento de ocupación reduce su significado y no nos permite capturar el hecho de que es un punto en una trayectoria que va más allá de este momento. En El Cairo, algunos egipcios dicen que es una historia que empezó hace treinta años cuando hubo una revuelta contra el poder.

¿Qué ha pasado en las ciudades para que todo esto ocurra?

La ciudad global es un espacio estratégico en este proceso; pero cuidado, es un espacio del poder y también de los sin poder. Un espacio de frontera. En el pasado la frontera estaba en las colonias de los imperios, hoy está en nuestras grandes ciudades. Son ciudades diversas que ningún gobierno puede controlar completamente y espacios un poco anárquicos donde los sin poder hacen historia y no solo piden ayuda del gobierno. La otra dimensión que me interesa es lo que llamo la ”calle global”, un espacio indeterminado donde los que no tienen acceso a los instrumentos formales pueden hacer un proyecto de vida.

¿Eso quiere decir que la relación entre Estado y ciudadanos está cambiando? ¿Vamos hacia una ciudadanía global? 

La ciudadanía se hace sin necesidad de ser ciudadano. Se puede ser inmigrante o indocumentado y construirla. Un sujeto con derechos globales va a conllevar el trabajo y el reconocimiento de cada Estado-nación. Una parte del proyecto que ya se puede desarrollar es reconocer que todos somos ciudadanos de algún país y tenemos derechos. Los Estados pueden tener sus diferencias políticas, pero algunos principios básicos deberían ser reconocidos por todos y uno es que no hay seres humanos ilegales. La globalización y las nuevas tecnologías han facultado a actores como los pueblos indígenas, los inmigrantes, refugiados y activistas para participar en la política global. Esto quiere decir que los actores extraestatales pueden cobrar visibilidad en los fueros internacionales o en la política global como individuos y como comunidades y, por lo tanto, salir de la invisibilidad a la cual los condenaba la pertenencia al Estado-nación representado de manera exclusiva por el poder soberano.

Karina Batthyány – Género

Karina BatthyányDoctora en Sociología y Magister en Desarrollo Regional y Local.  Profesora agregada de la Facultad de Ciencias de Sociales, Universidad de la República (Uruguay) en el área de metodología de la investigación y en el área de relaciones sociales de género.
Integrante del Sistema Nacional Investigación, Nivel 1. Coordinadora de la Maestría en Sociología, Departamento de Sociología, Facultad de Ciencias Sociales, UDELAR. Coordinadora del Diploma en Género y políticas públicas de la Facultad de Ciencias Sociales, UDELAR. Consultora de varios organismos internacionales.

Autora de numerosas publicaciones, entre las más recientes:

Batthyány, K.  “Autonomía de las mujeres y división sexual del trabajo en las familias” En: Las familias latinoamericanas interrogadas. Hacia la articulación del diagnostico, la legislación y las políticas. Rico y Maldondado (editores). CEPAL – UNFPA, Santiago de Chile, 2011
Batthyány, K. El cuidado infantil en Uruguay y sus implicancias de género. Análisis a partir del uso del tiempo. Revista de Ciencias Sociales No 27, DS-FCS-UDELAR, Montevideo, 2010.
Batthyány, K. y Correa S. “Gender, Health and Poverty in Latin America”. En: Gender Equity in Health. The Shifting Frontiers of Evidence and Action. Editoras: Gita Sen, Piroska Östlin. Routledge, 2009.
Batthyány, K. “Cuidado de Personas dependientes y género.. En: Aguirre, R (Ed) “Las bases invisibles del bienestar social. El trabajo no remunerado en Uruguay”. UNIFEM- Doble clic editorial, Montevideo, 2009.
Batthyány, K. “Pobreza y desigualdades sociales. Una visión desde el género.” Papeles de Población, No 057, Universidad Autónoma de México, 2008.

Leer más de esta entrada